La suspensión del denominado mejor arbitro de américa ocurrió entre el año 2012-2013

A pesar de ser uno de los regalones de la Conmebol y de haber arbitrado importantes finales a nivel continental. El árbitro del superclásico del fútbol chileno tiene su lado oscuro que lo mantuvo suspendido por ocho meses sin poder arbitrar.

El escandalo conocido como el “Club del Póker” trataba sobre reuniones clandestinas de árbitros que se dedicaban a jugar cartas y a beber alcohol ¿Pero usted se preguntará que malo tiene eso? En realidad, nada, pero también en ese mismo juego designaban a dedo a los árbitros que dirigirían los partidos de cada fin de semana

En tanto el que perdía los juegos de cartas, era designado para ir a arbitrar a provincias para que con los viáticos pudiera recuperar el dinero perdido en las apuestas. Este club duró cerca de dos años hasta que fue descubierto por la prensa.

Esperemos que está mancha en la bitácora de Roberto Tobar solo sea un desvió en el camino que lo ha llevado a dirigir incluso la final de la Copa América de Brasil 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *